Pasa en los Medios: Neustadt por Bonasso

Neustadt por Bonasso

Su muerte no lo santifica
Por Miguel Bonasso para Crítica Digital

Es una paradoja que se muera el Día del Periodista, porque él no fue periodista. Estuvo vinculado con el poder detrás del trono, el militar, los servicios de inteligencia, lo peor del peronismo. Neustadt también se pasó de bando y colaboró con la Marina denunciando a quien había sido presidente de la Cámara de Diputados, Héctor Cámpora. Después siguió en esa tesitura, apoyando desde su revista Extra a todos los regímenes autoritarios. Fue informante franquista, a través de informes que remitía a la embajada española. Años después, fue el creador de La Plaza del Sí, en apoyo al menemismo. De periodista no tuvo nada, más que la apariencia profesional, servidor de los intereses más oscuros de la historia argentina. Hizo escuela en el concepto del chivo, en Extra metía chivos. Técnicamente era un tipo hábil, muy retórico y muy editorialista, no hacía periodismo de investigación, fue un propagandista del poder económico y militar. La muerte no lo santifica, Neustadt tiene todo en rojo, no hay nada bueno que decir de él, todo fue negativo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin dudas Bonasso es un erudito en la materia de la muerte, ya que tiene varias en su haber.

peter dijo...

Tal cual, bonasso es un erudito en eso y en varias cosas mas...Ahora Sr Bonasso , si BN no era periodista, que puta era???
No diga pavadas, piense antes de hablar, es asi como se dicen muchas pavadas...
Hubo en este pais un PERIODISTA ESTRELLA, y ese fue Bernardo...
Y le sugiero que no lo nombre mas, ya demasiado le enveneno la vida , dejelo descansaren la muerte...

peter dijo...

Tal cual, bonasso es un erudito en eso y en varias cosas mas...Ahora Sr Bonasso , si BN no era periodista, que puta era???
No diga pavadas, piense antes de hablar, es asi como se dicen muchas pavadas...
Hubo en este pais un PERIODISTA ESTRELLA, y ese fue Bernardo...
Y le sugiero que no lo nombre mas, ya demasiado le enveneno la vida , dejelo descansaren la muerte...